Reemplazo de baterías de los MacBook Pro 15”

Apple acaba de anunciar hace unos minutos uno de sus programas de reemplazo gratuito cada vez que detectan algún fallo en algunos de sus productos. En esta ocasión el afectado es el MacBook Pro de 15 pulgadas, en concreto aquellos fabricados entre septiembre de 2015 y febrero de 2017.

MacBook Pro 15 pulgadas - 2
El MacBook Pro 15 pulgadas es el portátil más potente de Apple

El componente afectado en este modelo es la batería, ya que Apple ha detectado que en algunas ocasiones podría sobrecalentarse y convertirse en un riesgo para la seguridad de los usuarios. Por este hecho, Apple ha pedido a los usuarios con este modelo que dejen de usarlo inmediatamente, comprueben que su MacBook Pro de 15 pulgadas está afectado y solicitar el reemplazo gratuito de la batería.

Si eres dueño de un MacBook Pro de 15 pulgadas y te hiciste con él entre septiembre de 2015 y mediados de 2017 pero no sabes si estás afectado por este fallo, deberás pulsar en () de la esquina superior izquierda de la barra de menús superior, y a continuación en Acerca de este Mac dentro del menú. Si en la ventana aparece “MacBook Pro (Retina, 15 pulgadas, mediados de 2015)”, tendrás que dirigirte a esta página que Apple ha habilitado para el programa de reemplazo de batería de los MacBook Pro de 15 pulgadas y saber si es válido para hacer el cambio de batería.

MacBook Pro 15 pulgadas - 1
Batería de un MacBook Pro 15 pulgadas de 2015

Como siempre os recomiendo, y más en este tipo de casos que está en peligro la integridad física, que comprobéis lo antes posible si tenéis que cambiar la batería de vuestro MacBook Pro de 15 pulgadas, que como siempre en estos casos, es totalmente gratuito.

Más info || 15-inch MacBook Pro Battery Recall Program

Los ocho núcleos llegan a los MacBook Pro

Ayer por sorpresa y sin ningún rumor que intuyese la renovación de la gama MacBook Pro, Apple anunciaba la actualización o puesta a punto de su gama profesional de portátiles, tanto el modelo de 13 como el de 15 pulgadas. Esta es simplemente la inclusión de los nuevos procesadores Intel de octava y novena generación y algún ligero cambio más, por lo que no esperéis un cambio de diseño ni nuevas funcionalidades.

Pero el cambio más interesante e importante de todos es la llegada por fin de un procesador de ocho núcleos a la gama de portátiles profesionales de Mac, con lo que el rendimiento del nuevo MacBook Pro es ahora el doble de rápido que el de un MacBook Pro de cuatro núcleos y un 40 % mayor que un MacBook Pro de seis núcleos.

“Ya sean universitarios que lo usan para sus estudios, desarrolladores que diseñan apps de primer nivel o editores de vídeo que crean sus obras fílmicas, no deja de sorprendernos todo lo que son capaces de hacer nuestros clientes con el MacBook Pro”, dice Tom Boger, director sénior de Marketing del Mac en Apple. “Con sus procesadores de ocho núcleos y el increíble rendimiento que le dan, además de la fantástica pantalla Retina, su rápido almacenamiento, su batería con autonomía para todo el día y macOS, el MacBook Pro se afianza como el mejor portátil de uso profesional del mundo, y estamos impacientes por ver qué son capaces de hacer nuestros clientes cuando se hagan con él”.

Mejoras en el teclado Mariposa

Otra de las novedades de los nuevos MacBook Pro de 2019 es la inclusión de mejoras en el mecanismo de mariposa del teclado que estrenó Apple en 2015 con la gama MacBook y que poco a poco han ido incluyendo en el resto de portátiles. Sin embargo, a pesar de la revolución que supuso este nueva característica, estos teclados no hacen más que dar problemas a los usuarios, por lo que Apple optó por abrir un programa de reparación gratuita para todos los afectados.

Mecanismo Mariposa Teclado
Mecanismo de teclado tradicional a la izquierda, frente al mecanismo de mariposa a la derecha 

Si eres uno de los afectados por los problemas en el teclado mariposa de tu MacBook, MacBook Air o MacBook Pro, podrás solicitar a Apple la reparación totalmente gratuita de tu teclado. Además, viendo la alta demanda de este tipo de reparaciones, desde Cupertino han mejorado el tiempo de reparación gracias a que ahora se reparan en la propia Apple Store y no se envía a centros externos. Este cambio se traduce en que las reparaciones de los teclados mariposa se llevan a cabo en 24 horas.

Pero lo más curioso de todo, es que a pesar de los cambio que Apple anuncia ha llevado a cabo en los teclados mariposa de los nuevos MacBook Pro 2019, estos se incluyen en el programa de reparación de teclados que los de Cupertino abrieron hace casi un año. Lo cual me hace sospechar que aún no han dado con la tecla para solventar todos los problemas de su mecanismo de mariposa o bien que se quieren cubrir las espaldas frente a posibles problemas futuros.

Más info || Nuevos MacBook Pro 2019

macOS 10.14.5 protege frente a ZombieLoad

Parece que Intel no sale de una y se mete en otra. A principios de 2018 saltaba a la luz uno de los problemas de seguridad más importantes de los últimos años, las vulnerabilidades Spectre y Meltdown. Ambos agujeros de seguridad se tratan de errores de hardware que permiten acceder al kernel del sistema operativo (donde se almacenan datos como contraseñas, correos electrónicos, documentos, fotos y más) a través de una característica de los procesadores conocida como ejecución especulativa. Gracias a ella se ejecutan varias instrucciones a la vez prediciendo el camino de la instrucción, y en el caso que el procesador se de cuenta que esa apuesta especulativa era errónea, retrocede en el hilo de ejecución y tira a la basura ese trabajo. El problema viene en que ese hilo que se ha eliminado no lo hace de forma de forma efectiva, permitiendo que un atacante pueda acceder a la memoria del sistema operativo. En el caso de Meltdown, permite potencialmente a un atacante acceder a datos de la memoria del sistema.

Spectre y Meltdown afectaban a todos los dispositivos de Apple, incluyendo los iPhone, iPad y Mac, pero no así a los Apple Watch. Uno de los problemas que se esperaba de cerrar esta vulnerabilidad era una bajada del rendimiento general de los equipos entre un 5 y un 30%. Sin embargo, gracias al trabajo realizado por los ingenieros y desarrolladores de Apple, ningún dispositivo de la manzana mordida sufrió una bajada de rendimiento significativa, tal y como se pudo comprobar en la pruebas llevadas a cabo en GeekBench 4 o en herramientas de medición web como Speedometer, JetStream y ARES-6.

ZombieLoad, un nuevo problema para Intel

Sin embargo, ayer saltaba la noticia con Intel como culpable de nuevo. En este caso se trata de un trabajo llevado a cabo por investigadores de seguridad que descubrieron una nueva vulnerabilidad que afecta a todos los Mac con chips Intel fabricado a partir de 2011. Este agujero de seguridad conocido con el nombre ZombieLoad, se compone de cuatro errores que pueden permitir a usuarios malintenciedos explotar estos fallos en el diseños los chips para hacerse con información confidencial de nuestro procesador.

ZombieLoad Intel
El nuevo problema de Intel se llama ZombieLoad

Los investigadores que descubrieron este fallo de seguridad mencionan que ZombieLoad aprovecha el mismo proceso de ejecución especulativa, pensado para acelerar el procesamiento y el rendimiento de los datos de los ordenadores. Para ello, un programa diseñado para aprovechar esta vulnerabilidad puede explotar los buffers de relleno para conseguir datos secretos como el historial de navegación, contraseñas o claves de cifrado del disco y funciona exactamente igual que en un PCEn palabras de Daniel Gruss, uno de los investigadores que han descubierto ZombieLoad:

“Este es un problema potencialmente importante en los entornos de nube donde las máquinas virtuales de los diferentes clientes se ejecutan en el mismo hardware de servidor. Es más fácil de explotar que Spectre, pero más difícil que Meltdown. Aunque hay que destacar que requiere un conjunto específico de habilidades y esfuerzos para echar a andar un ataque”

Sin embargo, a diferencia de Spectre y Meltdown, ZombieLoad sólo afecta a los chips fabricados por Intel, por lo que los dispositivos iOS están totalmente a salvo de esta vulnerabilidad. Afortunadamente para los usuarios, Apple ha trabajado rápido desde que se descubriera este fallo de seguridad y con la actualización del pasado lunes con macOS 10.14.5 también se incluían actualizaciones de seguridad en macOS Mojave 10.14.5 que protegen a los Mac frente a las vulnerabilidades de ejecución especulativa en CPU de Intel. Sin embargo esta actualización de seguridad no mitiga del todo ZombieLoad y aquellos usuarios que quieran o necesiten estar protegidos al 100% frente a esta vulnerabilidad Apple ha publicado una guía para cerrar por completo esta vulnerabilidad usando la aplicación Terminal. El problema de esto es que desde Cupertino mencionan que al activarlo, el rendimiento general del equipo puede reducirse hasta un 40%, ya que habría que deshabilitar la tecnología de procesamiento de subprocesos.

Sin lugar a dudas esto es un clavo más en el ataúd de Intel que ve como se está quedando atrás en su competición por ser el mayor fabricante de procesadores del mundo, y que tras el fiasco que ha supuesto abandonar el mundo de los modems 5G, seguramente sin en Apple tenían alguna duda, ya estarán trabajando a pleno rendimiento en sus propios procesadores con arquitectura ARM, como ya hicieron en 2010 con la gama Ax que llegó a los iPad y al iPhone 4. Seguramente en los próximos años (mi apuesta personal es 2022) veamos los nuevos procesadores propios de Apple para los Mac.

Más info || Additional mitigations for speculative execution vulnerabilities in Intel CPUs

Apple renueva los iMac con nuevos componentes

Esta semana que estamos a punto de acabar ha sido de las más intensas que recuerdo, con un lanzamiento de productos nunca antes visto en Apple: renovación de la Apple Store el lunes y lanzamiento de tres productos en tres días consecutivos. Aunque tiene sentido que hayan optado por dedicarle un día a cada producto, puesto que en el caso de los nuevos iPad Air y iPad mini y los AirPods de segunda generación merecían toda la atención de los medios al menos durante un día. El lunes fue el turno de los nuevos iPad Air y iPad mini, un movimiento que equipara las gamas MacBook y iPad con un modelo Pro, un modelo Air, un modelo estándar y para acabar un modelo mini. Mientras que el miércoles fue el turno de los esperados AirPods de segunda generación, que traen novedades como la función “Oye Siri”, mayor autonomía, mejor gestión de las conexiones y más novedades. Y para acabar, el martes le tocó a los iMac, que llevaban desde la WWDC 2017 sin recibir ninguna actualización.

iMac, puesta a punto por dentro, mismo diseño

Si estabais esperando una renovación en todos los sentidos, siento deciros que aún tendréis que esperar uno o dos años más, ya que el desde Apple siguen apostando por su diseño del all-in-one más reconocido a nivel mundial, que tan buenos resultados les han dado a los de Cupertino desde que los renovasen 2012. En esta ocasión la renovación ha sido únicamente a nivel interno, con actualización de componentes clave que mantienen a los iMac como uno de los ordenadores más potentes del mercado.

iMac 2019 - 1
Con los nuevos procesadores Intel, los iMac mejoran su rendimiento hasta un 240%

Con esta renovación, los iMac de 21,5 pulgadas montan procesadores Intel de 8ª generación con cuatro u opcionalmente, seis núcleos a elección del usuario. Lo que se traduce en un 60% más de potencia según Apple. En el caso del modelo de 27 pulgadas, el procesador es un Intel de 8ª generación con seis núcleos o la opción de elegir un modelo más potente, concretamente el procesador Intel de 9ª generación de ocho núcleos, que implica una mejora del 240% en rendimiento.

Además de los nuevos procesadores i9 9600K, Apple también ha incluido la opción de las nuevas tarjetas gráficas Radeon Pro Vega, enfocadas para los desarrolladores y creadores audiovisual, 3D y áreas similares. Muy buenas noticias para aquellos que necesitan mucha potencia para sus tareas, pero que cuentan con un presupuesto más limitado y que el iMac Pro se les queda un poco grande en cuanto a prestaciones y presupuesto. Según los datos de Apple, los nuevos iMac con gráficas Radeon Pro Vega mejoran el rendimiento gráfico hasta un 80% en el modelo de 21,5 pulgadas y hasta un 50% en el caso del iMac de 27.

iMac 2019 - 4
Las nuevas gráficas Radeon Pro Vega aumentan el rendimiento gráfico hasta un 80%

Las pantallas se mantienen en las increíbles 4K con una resolución de 4.096 x 2.304 px para el iMac de 21,5 pulgadas, mientras que para el modelo grande aumenta al 5K, con una resolución de 5.120 x 2.880 px. En ambos casos se mantienen los 500 nits de brillo y la gama cromática amplia con certificado P3. Sin embargo, a pesar de todas estas novedades, sorprende que Apple, en este modelo, aún no haya dado el salto definitivo a los discos duros sólidos (SSD). A día de hoy el iMac es el único modelo de Mac que mantiene los disco duros tradicionales como configuración de entrada, mientras que ofrece una opción de Fusion Drive de 1 TB de almacenamiento, con un incremento en el precio, y por último la opción del SSD que parte de los 256 GB. Apple, toca ponerse las pilas e implementar los SSD en los iMac para igualarlos al resto de sus hermanos.

En cuanto al precio y disponibilidad, los iMac de 21,5 pulgadas parten de los 1.499 € en su configuración estándar, mientras que el modelo de mayor tamaño con pantalla de 27 pulgadas comienza en los 2.099 € y en ambos casos están disponibles desde esta semana para comenzar las entregas a partir del próximo 27 de marzo.

Más info || Nuevos iMac

El chip T2 bloquea ciertas reparaciones, y son excelentes noticias para los usuarios

La eterna lucha entre el derecho a reparar y la seguridad y los estándares de calidad de nuestros dispositivos es una guerra que se viene dando desde hace varios años, especialmente entre los usuarios de Apple. Los de Cupertino llevan como bandera que sus dispositivos cumplen los máximos requisitos y montan los mejores componentes del mercado, ya sean diseñados por ellos mismo o por terceros, con el alto coste que ello implica. Pero manipular esos componentes requiere manos expertas que conozcan muy bien el dispositivo, los procedimientos y, por supuesto, acceso a los componentes autorizados que en caso de ser sustituidos, mantengan el mismo estándar de calidad.

Sin embargo hay usuarios que no entienden este punto en el que el fabricante quiere ofrecer la mayor calidad con los mejores componentes y optan por trastear con sus dispositivos a pesar de la pérdida de garantía que ello implica, además de los riesgos que supone como que no funcione correctamente o que directamente se convierta en un bonito pisapapeles. Con los nuevos MacBook Air y Mac mini esta guerra entre usuarios y fabricantes se ha reactivado con motivo del chip T2 que montan estos dos equipos, así como los MacBook Pro y el iMac Pro. Y que seguramente veamos próximamente en el iMac y el Mac Pro, los únicos que quedan por actualizarse de la gama Mac.

Chip T2 MacBook Pro - 1
Chip T2 en un MacBook Pro 2018

Tras la filtración de un documento interno filtrado hace unas semanas, en el que Apple anunciaba que en un futuro podría bloquear las reparaciones de terceros no autorizados por no usar la herramienta “Apple Service Toolkit 2”, que es la que trabaja junto al chip T2 para verificar las reparaciones, Apple ha contactado con The Verge para confirmar que este nuevo chip que viene con los Mac sí que bloquea ciertas reparaciones. ¿Y qué reparaciones son esas?.

El chip T2 bloqueará reparaciones como un cambio en la placa lógica o el Touch ID, así como componentes que puedan tener acceso al Enclave Seguro que controla este chip y por el que pasa la información más delicada de nuestro equipo, como la huella digital, las contraseñas, el cifrado del disco SSD o el acceso al micrófono o la cámara. Y es que esto sea así tiene todo el sentido del mundo, ya que Apple no puede crear un producto con unos estándares de seguridad tan altos como los actuales pero que luego permita a cualquiera tener acceso a la información sensible que almacenamos en nuestros equipos. Sería como crear una cerradura a prueba de ladrones pero luego repartir copias de las llaves entre ellos. Y la culpable sería Apple.

Apple no puede crear un producto con unos estándares de seguridad tan altos como los actuales pero que luego permita a cualquiera tener acceso a la información sensible que almacenamos en nuestros equipos.

Y aquí podrán saltar muchos clamando por el derecho a reparación y que Apple los impide hacerlo, pero si de verdad Apple quisiese hacer dinero con las reparaciones el chip T2 comprobaría con cada arranque todos los componentes, desde la memoria RAM, el disco SSD o la batería, para comprobar si son componentes verificados y en caso de no hacerlo, bloquear el equipo. Pero no es así, únicamente comprueba que el Touch ID, la placa lógica, el ensamblaje de la pantalla y la carcasa superior sean originales o autorizados por Apple (los dos últimos desconozco qué información utilizan que pueda pasar por el Enclave Seguro pero tendrá alguna explicación que conoceremos más adelante). Así que tranquilos a todos aquellos que estáis pensando en haceros con un MacBook Air o Mac mini, podréis ampliar la memoria RAM vosotros mismos, eso sí, bajo vuestra propia responsabilidad y sabiendo que perderéis la garantía en el momento en el que abráis el Mac.

Dos nuevos programas de reemplazo para el iPhone X y el SSD del MacBook Pro

Cada cierto tiempo Apple tiene que lanzar un programa de reemplazo o reparación para alguno de sus productos por problemas de fabricación o fallos detectados en alguno de sus componentes. Estos son siempre totalmente gratuitos para aquellos usuarios afectados, facilitando en todo momento su reparación y agilizando al máximo el tiempo de entrega. En esta ocasión, los productos afectados son los iPhone X y los MacBook Pro sin Touch Bar.

Los problemas de la pantalla táctil del iPhone X

Según explica Apple en la web habilitada específicamente para el programa de reemplazo de la pantalla del iPhone X, en algunos casos puede que esta deje de funcionar parcial o totalmente o bien que la pantalla responda sin ser tocada. Si has notado que tu iPhone X está afectado por este problema, deberás acudir a una Apple Store o un Servicio Técnico Oficial (AASP) para que procedan a realizar el cambio de la pantalla por una que no tendrá este problema. En el caso que hayas realizado la reparación antes de el lanzamiento de este programa, deberás ponerte en contacto con Apple para que ellos te den una solución, que por normal general, suele ser la devolución del coste íntegro.

MacBook Pro sin Touch Bar y los problemas con su SSD

El otro producto afectado por un pequeño fallo se trata del MacBook Pro de 13 pulgadas vendidos entre junio de 2017 y junio de 2018 con un SSD de 128 ó 256 GB que puede provocar la pérdida de datos. Para ello, al igual que con el caso del iPhone X, deberás acudir a una Apple Store o un Servicio Técnico Oficial (AASP) para que procedan a instalar la nueva unidad SSD.

Al cambiar el SSD, si no quieres perder toda la información que tengas almacenada, deberás primero realizar una copia de seguridad para que, una vez te hayan devuelto tu MacBook Pro sin Touch Bar, puedas volcar la copia de seguridad y dejarlo tal y como lo tenías. Para saber si tu equipo está afectado por este problema, en la web habilitada por parte podrás introducir tu Número de Serie (SN) que te indicará si estás afectado o no por este fallo. En caso de estarlo, es muy recomendable realizar el cambio de SSD lo antes posible para evitar perder toda la información contenida en él.

Más info || Programa de sustitución de pantalla iPhone X para problemas táctiles – Programa de servicio de la unidad de estado sólido del MacBook Pro de 13 pulgadas (sin Touch Bar)

Nuevos MacBook Air y la esperada renovación del Mac mini

La keynote de hoy se presagiaba diferente y llena de novedades, empezando por el cambio de ciudad, pasando de Cupertino a Nueva York, concretamente en el Brooklyn Music Academy. Aunque este cambio podía hacer presagiar que las novedades se centrasen en los profesionales de la música y la edición de video, si tenemos en cuenta que la vez anterior que hubo un cambio de ubicación los cambios se centraron en la herramienta de Apple para las instituciones educativas Classroom.

Pero todas estas dudas se disiparon a los pocos minutos cuando Tim Cook anunciaba la primera de las novedades: la renovación del MacBook Air. Y pocos minutos después, tras dejar a los asistentes y espectadores vía streaming con la boca abierta, llegaba la esperadísima renovación del Mac mini, el equipo de entrada para macOS y el CEO de Apple volvía a dejarnos a todos boquiabiertos. Y el golpe de gracia fue el anuncio de los nuevos iPad Pro con un diseño completamente nuevo, una pantalla Liquid Retina display  como los nuevos iPhone XR y la llegada del puerto USB-C al modelo profesional de su tablet. Vamos a analizar los nuevos modelos de Mac presentados.

MacBook Air, toda la potencia en menos espacio

Desde hacía unos años la gama de portátiles de Apple estaba un poco desorganizada. Por un lado estaba el MacBook Air, que no se renovaba desde el 2012, la llegada del MacBook, un modelo que competía en características con el MacBook Air pero con un precio superior. Después estaban los MacBook Pro, enfocados a los profesionales que buscan potencia y movilidad en un mismo equipo, pero su precio está por encima de los MacBook y MacBook Air.

Sin embargo, había una gran diferencia en cuanto a las especificaciones entre el MacBook, presentado en el 2015, y el MacBook Air que desde el 2012 únicamente recibía actualizaciones menores como la puesta a punto de los procesadores, la tarjeta gráfica y poco más. Pero mantenía el mismo diseño, una pantalla no retina y sobretodo, un diseño desfasado con un marco de pantalla de aluminio que daba un aspecto antiguo con respecto al resto de la gama.

MacBook Air 2018 - 1
El nuevo MacBook Air incorpora dos puertos Thunderbolt 3

Con el nuevo MacBook Air que se ha presentado esta tarde, Apple ha matado todos los pájaros de un único tiro. Lo primero, y algo que los usuarios demandábamos a gritos, la pantalla Retina del nuevo MacBook Air cuadruplica el número de píxeles de la versión anterior, con una densidad que llega hasta los 227 ppp, con un tamaño de 13,3 pulgadas, equiparándolo al MacBook Pro con una relación de tamaño de 16:10. En cuanto a las especificaciones técnicas a nivel interno, hay que destacar la incorporación de los nuevos procesadores i5 de Intel de doble núcleo con una velocidad de 1,6 GHz y TurboBoost de 3 GHz. Esto unido a los nuevos discos SSD con conexión PCIe desde 128 Gb ampliables hasta los 1,5 TB y la nueva memoria de 8 GB RAM LPDDR3 de 2.133 MHz, configuraba hasta loa 16 GB, hará que el nuevo MacBook Air vuele a la hora de abrir aplicaciones, exportar vídeos, edición de fotografías y todo lo que necesitemos en nuestro día a día. A todo esto hay que sumarle la incorporación del coprocesador T2 de Apple, encargado de gestionar la batería, vídeo, control de exposición del cámara FaceTime HD, encriptación del disco duro y todo lo relacionado con la seguridad del nuevo MacBook Air.

Las medidas son aún más reducidas que en MacBook Air de la generación anterior, con 1,56 cm en su parte más gruesa hasta los 0,40 cm en la parte más estrecha, todo un reto de ingeniería si tenemos en cuenta que la autonomía se mantiene en el día de duración. Gracias a la reducción de los marcos, Apple ha conseguido reducir el volumen total del nuevo MacBook Air en un 17% con respecto a la generación anterior y para la báscula en los 1,25 kg. La llegada de los puertos USB-C/Thunderbolt 3 permite conectar cualquier tipo de dispositivo al nuevo MacBook Air, permitiendo que el grosor del equipo se pueda reducir.

Mac mini, la ansiada renovación del Mac de entrada

El pequeño de la casa finalmente ha visto hoy la luz tras varios años dejado de lado por parte de Apple. Estéticamente mantiene el mismo concepto que la primera generación de 2005, y el mismo diseño que llegó hace cuatro años, allá por 2012, pero estrenando el nuevo color Gris Espacial que ya inauguró el iMac Pro.

Pero ojo, que por ser el modelo de entrada a los Mac no hay que menos preciar a este pequeño. El modelo base trae un procesador Intel i3 de cuatro núcleos a 3,6 GHz o un modelo i5 de seis núcleos a una velocidad de 3 GHz. La memoria RAM parte de los 8 GB DDR4 de 2.666 MHz ampliables hasta los 64 GB, con la subida de precio correspondiente y el almacenamiento parte de los 128 GB en SSD, asegurándose una velocidad de transmisión espectacular, que hará las delicias de los más ansiosos. En cuanto a la conectividad, hay que destacar que Apple ha puesto especial esmero en este apartado. Destaca los cuatro puertos Thunderbolt 3, dos puertos USB-A 3.1, una toma HDMI 2.0, puerto RJ45 de Gigabit con la posibilidad de configurarlo con Ethernet de 10 GB y WiFi 802.11ac.

Mac mini 2018
El nuevo Mac mini estrena el color gris espacial

Hay que recalcar que el Mac mini viene sin teclado ni ratón/Trackpad ni pantalla. Todos ello tendrás que comprarlos a parte, o bien si tienes en casa cualquiera de estos accesorios no hará falta que te hagas con unos nuevos, ya que serán totalmente compatibles con este equipo gracias a sus puertos USB-A y su conexión HDMI. Un equipo pensado para los que vengan de un PC y quieran reutilizar el monitor, teclado y ratón, aunque gracias a las nuevas especificaciones, habrá muchos usuarios de Mac que piensen en el nuevo Mac mini como una posibilidad.

Ambos modelos, tanto el nuevo MacBook Air como el nuevo Mac mini, están disponibles para reservar desde hoy mismo y puestos a la venta el próximo 7 de noviembre. en el caso del primero el precio de partida comienza en los 1.349€ y llega hasta los 3.089€ del modelo tope de gama, mientras que el Mac mini parte de los 899€ alcanzando los 4.969€ con el máximo de configuración seleccionado.

Los iMac Pro y MacBook Pro con chip T2 tendrán que ser reparados por Apple

Las reparaciones de los productos de Apple se han caracterizado habitualmente por su alto precio y porque tienen que realizarse, en la mayoría de los casos, en la propia Apple Store o en un servicio técnico oficial para que el producto vuelva a funcionar con total normalidad. Ya vivimos cómo con la llegada del Touch ID al iPhone, aquellos usuarios que cambiaban la pantalla en un servicio no oficial veían cómo el detector de huellas de su iPhone dejaba de funcionar.

Y es que a pesar del derecho a reparar, Apple sigue diseñando sus productos para que únicamente las manos expertas de sus técnicos en reparación sean capaces de manipularlos. En esta ocasión los productos que deben ser reparados sí o sí por Apple o un servicio técnico oficial son los nuevos iMac Pro y MacBook Pro, ya que ambos equipos montan el nuevo chip T2, que ofrece a los usuarios los siguientes beneficios:

  • Control de la gestión del sistema: No permite que se instale en el equipo un sistema que no esté verificado por Apple.
  • Procesa la señal de imagen: Gracias al chip T2, la cámara FaceTime HD mejora exponencialmente su calidad, gracias al control de exposición, mateo de tonos, balance de blancos…
  • Controla el cifrado del SSD: Otra de las ventajas es la de cifrar el disco duro SSD sin afectar al rendimiento del sistema.
  • Controla el Enclave Seguro: Protege nuestros datos privados, ya que todos ellos pasan por este chip y no permite a nadie que no esté autorizado acceder a ellos, tal y como ocurre con el Touch ID o Face ID.

Por lo tanto, ¿qué ocurre si llevamos a reparar nuestro iMac Pro o MacBook Pro con chip T2 a un servicio técnico no oficial?. Básicamente, que al encender de nuevo el Mac se solicitará la verificación y si quien ha llevado a cabo la reparación no tiene permisos para autenticarse en el servicio de Apple, el ordenador quedará inoperativo. Este proceso de reparación se realiza gracias al “Apple Service Toolkit 2”, que trabaja junto al chip T2 para verificar las reparaciones. Lo que hace este software es examinar la pantalla, memoria, sistema de refrigeración o adaptadores de alimentación asegurando que sólo el personal autorizado por Apple es quien usa este software y se comprueba gracias a su red de intercambio de servicios globales (GSX).

MacBook Pro T2
Chip T2 en un MacBook Pro 2018

A pesar de todo, según las pruebas que han hecho desde iFixit han confirmado que de momento, ese software aún no está implementado y tras varias reparaciones llevadas a cabo por ellos mismos cambiando diferentes componentes de los iMac Pro o MacBook Pro, los equipos han seguido funcionando con total normalidad. Por lo que de momento los usuarios que quieran realizar reparaciones en servicios técnicos no oficiales o bien en su casa, pueden estar tranquilos que su equipo seguirá funcionando con total normalidad, aunque desde aquí os recomiendo siempre llevarlo a reparar a una Apple Store o servicio técnico oficial, ya que son los únicos que disponen de las herramientas adecuadas para manipular correctamente tus dispositivos Apple.

MacBook Pro 2018 y el problema del Thermal Throttling

Hace unos días el mundo de la tecnología pero especialmente el de Apple, y más concretamente sus fieles haters, recibían con sorpresa y asombro una noticia que saltaba a la luz a través de un vídeo publicado por el conocido youtuber Dave Lee, uno de los que más me gustan, tanto por la calidad de sus vídeos como por el contenido. Según las pruebas que realizó con su flamante nuevo MacBook Pro 15” con el potentísimo procesador de octava generación i9 en su interior, el nuevo equipo profesional de Apple sufría lo que se conoce como Thermal Throttling. Pero, ¿qué es esto del Thermal Throttling y en qué puede afectar a un ordenador?.

¿Qué es el Thermal Throttling?

Este problema, que es más habitual en el mundo de la informática profesional portátil, sucede cuando se montan procesadores muy potentes, que en consecuencia generan gran cantidad de calor y necesitan un sistema de refrigeración muy potente. Si este sistema no es capaz de disipar correctamente el calor generado por los componentes y la temperatura asciende por encima de los límites establecidos por el fabricante, saltan las medidas de seguridad correspondientes. Esto se traduce en un bajada de rendimiento para reducir así drásticamente la temperatura y evitar problemas en el equipo.

Ahora que ya sabéis a grandes rasgos qué es el Thermal Throttling, hay que mencionar que no es un problema exclusivo de este MacBook Pro de 2018 ni mucho menos. Basta con hacer una búsqueda por internet y ver que es un problema que afecta a muchos equipos portátiles muy potentes, indiferentemente de la marca, e incluso en equipos de sobremesa. Y es que a día de hoy los sistemas de refrigeración, especialmente de los portátiles, dan para lo que dan. Si a eso le añadimos que los equipos son cada vez más delgados, nos juntamos con un cóctel explosivo que provoca situaciones como esta que hemos vivido estos días.

También hay que añadir otro invitado más, la optimización del software. Dave Lee realizó las pruebas con Adobe Premiere para renderizar un vídeo de una Red Epic 5K Scarlet a 4K H264. El software de Adobe está mucho más optimizado cuando se ejecuta en Windows, ya que aprovecha el propio desarrollo, y a lo que hay que añadir que en muchos ordenadores contamos con gráficas Nvidia y soporte de CUDA. Sí, Apple apostó por openCL y gráficas AMD, aunque finalmente han decidido prescindir de ella y optar por una API desarrollada por ellos mismos.

El software de Adobe está mucho más optimizado cuando se ejecuta en Windows, ya que aprovecha el propio desarrollo, y a lo que hay que añadir que en muchos ordenadores contamos con gráficas Nvidia y soporte de CUDA

Sin embargo, a pesar de todo el revuelo que se ha creado entorno al Thermal Throttling de los nuevos MacBook Pro 2018, Apple ha demostrado una vez más cómo se deben hacer las cosas. Inmediatamente se pusieron en contacto con Dave Lee para estudiar el caso, recopilaron todos los datos necesarios y el martes, tan solo una semana después de salir el caso, han lanzado una actualización para todos los MacBook Pro 2018 con Touch Bar que corrige este problema. Y así lo han confirmado todas las pruebas que han realizado diferentes medios, incluido el mismo Dave Lee.

Pero no hay que engañarse, el problema de Thermal Throttling va a seguir ahí, aunque con esta actualización de software se haya corregido un problema que todo apunta, tenía más que ver más con una mala gestión del hardware que realmente un fallo de diseño, como se especuló desde un principio.

A partir de ahora, Apple tendrá que tener más cuidado a la hora de lanzar nuevos equipos para evitar, en la medida de lo posible, este tipo de casos. Además deberá comenzar a desarrollar sistemas de refrigeración más potentes, si no lo está haciendo ya, y trabajar codo con codo con Intel para que el fabricante de procesadores pueda reducir todo lo posible el calor emitido por sus componentes. Un baile entre dos compañeros que están obligados a entenderse, mientras Apple puede que cada vez esté más convencido de desarrollar sus propios procesadores con arquitectura ARM.

Nuevo MacBook Pro: 6 núcleos, 32 GB de RAM, pantalla True Tone, chip T2…

Mucho se ha estado hablando en las últimas semanas acerca de la esperada renovación de los MacBook Pro. Especialmente desde que en la pasada WWDC 2018 no se presentase ninguna novedad de hardware y se centrase exclusivamente en los nuevos iOS 12, macOS Mojave, watchOS 5 y tvOS 12 que llegarán el próximo otoño.

Todo hacía presagiar que Apple iba a concentrar todas sus novedades de hardware, con el lanzamiento de los nuevos iPhone 2018, nuevos iPad, renovación de MacBook y MacBook Pro y la renovación de los iMac. Los modelos profesionales, iMac Pro y Mac Pro se espera que reciban una gran actualización el próximo 2019. Sin embargo, y a pesar de todos los rumores, Apple acaba de sorprender a todos hace unos minutos anunciando una actualización de los componentes de su modelo portátil profesional. Y trae mejoras muy esperadas por todos los usuarios, además de alguna sorpresa más. Ahí vamos.

Nuevos MacBook Pro 2018, características

Los nuevos MacBook Pro traen muchos cambios a nivel interno. El primero de todos y más importante, es la llegada de los nuevos procesadores Intel de octava generación Coffee Lake de hasta seis núcleos para el modelo de 15 pulgadas. Esta mejora no significa sólo un aumento de potencia, trae además la esperada llegada de los 32 GB de RAM que tanto demandaban los usuarios más profesionales de edición de vídeo. Otra de las nuevas características es la ampliación de la capacidad máxima de almacenamiento que sube hasta los 4 TB en formato SSD súper rápido.

Pero no todo iban a ser mejoras internas. Los nuevos MacBook Pro 2018 traen mejoras que dejarán a los usuarios más exigentes con la boca abierta. Lo primero es la llegada de la pantalla True Tone a los MacBook Pro, una característica que implementaron los iPad Pro, y que en los MacBook Pro llegarán a los 500 nits de brillo con soporte al espectro de color P3. Ideal para los editores de vídeo y fotografía que necesitan los colores más reales posibles. Otra novedad es el nuevo teclado mariposa de tercera generación. Este llega como respuesta a las quejas de los usuarios que en anteriores versiones han sufrido problemas con la primera y segunda versión, lo que ha obligado a Apple a lanzar un programa de reparación gratuito.

Chip T2 MacBook Pro Touch Bar

El chip T2 ,que estrenó el iMac Pro, llega a la gama MacBook Pro con esta actualización. Además de aportar un plus de seguridad al equipo, ofrece la función “Oye Siri” a nuestro equipo, que unido a las novedades que llegarán con macOS Mojave, será un gran aliado para que comencemos a usar más el asistente personal Siri. Además también se encarga de controlar la gestión del sistema, la velocidad del cifrado del disco SSD, la calidad de imagen de la cámara FaceTime HD o controlar el Enclave Seguro. En cuanto a la disponibilidad de los nuevos MacBook Pro con Touch Bar actualizados, parten de un precio de 1.999 € y de 2.799 € respectivamente, están disponibles a partir de hoy.

Principales características del MacBook Pro de 15 pulgadas:

  • Procesadores Intel Core i7 y Core i9 de 6 núcleos de hasta 2,9 GHz con Turbo Boost de hasta 4,8 GHz
  • Hasta 32GB de memoria DDR4
  • Potentes gráficos discretos Radeon Pro con 4GB de memoria de vídeo en las diferentes configuraciones
  • Hasta 4TB de almacenamiento SSD
  • Tecnología de pantalla True Tone
  • Chip Apple T2
  • Touch Bar y Touch ID

Principales características del MacBook Pro de 13 pulgadas:

  • Procesadores Intel Core i5 y Core i7 de 4 núcleos de hasta 2,7 GHz con Turbo Boost de hasta 4,5 GHz y doble eDRAM
  • Gráficos integrados Intel Iris Plus 655 con 128MB de eDRAM
  • Hasta 2TB de almacenamiento SSD
  • Tecnología de pantalla True Tone
  • Chip Apple T2
  • Touch Bar y Touch ID

Nuevas fundas de piel para los nuevos MacBook Pro

Funda piel MacBook Pro Touch Bar 2018

Las fundas de piel se lanzaron por primera vez para los MacBook en octubre del 2017, el accesorio perfecto para aquellos que andan a cuestas con su portátil a cuestas todo el día. En esta ocasión las nuevas fundas para los MacBook Pro con Touch Bar están disponibles en tres colores: marrón caramelo y azul noche, colores estrenados con el MacBook, y la llegada del nuevo color, negro, que hasta ahora no estaba disponible. Están disponibles a partir de hoy a un precio de 199 € o 229 € para los modelos de 13 y 15 pulgadas respectivamente.

Más info || Nuevos MacBook Pro con Touch Bar – Funda de piel MacBook Pro Touch Bar