La UE investigará a Apple tras la queja de Spotify

Hace casi dos meses comenzó la guerra entre Spotify y Apple por una supuesta posición anticompetitiva por parte de los de Cupertino a la hora de ofrecer Apple Music a los usuarios, en detrimento de otros servicios como Spotify. Para demandar dicha posición monopolística, la compañía sueca publicó una carta pública, con página web y vídeos en Youtube incluidos, en el que pretendía explicar los motivos de su queja: ellos se ven obligados a pagar el 30% de los ingresos a Apple por usar la App Store, lo que les obliga a subir los precios de sus suscripciones que acaba perjudicando a los usuarios. También se quejaban de la imposibilidad de usar el SDK que da acceso a Siri o AirPlay 2, así como grandes problemas a la hora de desarrollar una aplicación específica para el Apple Watch.

Esta es la versión que dio Spotify en su momento y con lo que justificó la queja formal que envió a la Comisión de Competencia de la Unión Europea. Desde Apple decidieron responder a esta carta pública de Spotify desmontando todos y cada uno de los motivos de dicha queja: la mayoría de los usuarios de Spotify en iOS son cuentas gratuitas, que no pagan nada, la mayoría de clientes de pago de Spotify lo son gracias a acuerdos con operadoras, por lo que Apple tampoco recibe nada. Por último, una pequeña parte de los usuarios de Spotify en iOS son clientes premium que pagan a través de la App Store, por lo que Apple recibe un 30% durante el primer año que se reduce al 15% a partir del segundo año. Además, en cuanto a la queja de bloqueos por parte de Apple a ciertas herramientas como Siri, AirPlay 2 o el Apple Watch, desde Cupertino se pusieron en contacto con los suecos para ofrecerles su ayuda y la respuesta de estos fue que ya estaban trabajando en ellos. En cuanto al retraso de la aplicación para el Apple Watch, en Cupertino recibieron la primera versión en septiembre de 2018 y su aprobación conllevó el mismo tiempo que al resto de desarrolladores.

iPhone Spotify Headphones
Spotify en un iPhone 6s con los EarPods conectados

Con estos antecedentes, la Unión Europea ha decidido tomar cartas en el asunto y según ha podido saber el Financial Times y AppleInsider la Comisión Europea ya está recopilando toda la información. Esta investigación, si nos fijamos en otros casos, puede llevar años hasta que tomen una decisión sobre si realmente Apple está actuando de forma anticompetitiva o no. En este tipo de casos, Europa suele priorizar la existencia de alternativas en los conflictos de abuso de competencia mientras que en EE.UU. fomenta la libre de elección por parte de los usuarios. La decisión que tome la Comisión Europea afectará de lleno a ese porcentaje del 30% que cobra la App Store de los desarrolladores con aplicaciones de pago (15% a partir del segundo año) o con compras dentro de la app. Seguramente haya que esperar muchos meses o incluso años hasta que haya una decisión en firme al respecto, mientras tanto seguramente veamos como va evolucionando esta guerra entre Apple y Spotify.

Más info || Acerca de las declaraciones de Spotify

Spotify ataca a Apple

El pasado miércoles nos sorprendíamos todos con la noticia de la queja formal enviada a la Comisión de la Unión Europea por parte de Spotify. El motivo de esta es que los suecos consideran que el 30% que cobra Apple a los pagos de ciertos servicios a terceros es abusivo y pone en ventaja a servicios propios de la compañía como Apple Music. La noticia nos llegaba a los medios a través de una carta pública emitida por el CEO de Spotify, Daniel EK. En ella menciona como otros servicios como Uber o Deliveroo no tienen que pagar ese 30% a Apple.

Esto, según Daniel Ek, pone en seria desventaja a Spotify y otras empresas que compitan con servicios que Apple también ofrece, ya que les obliga a subir los precios de sus servicios, lo que perjudica directamente a los consumidores. Además de este agravio comparativo, Spotify se queja también las dificultades para integrar su aplicación dentro de Siri, así como el desarrollo de la aplicación para Apple Watch que tanto tardó en llegar.

La contundente respuesta de Apple

Si los suecos pensaban que semejante acusación iba a quedar sin una respuesta por parte de Apple, demuestran que no conocen a los de Cupertino. Y efectivamente, Apple no tardó en salir a la palestra a defenderse frente a tal acusación. El viernes publicó un comunicado en el que desmontaba todos y cada uno de los criterios que había utilizado la gente de Spotify para acusarles de posición dominante.

En primer lugar los de Cupertino hacen un repaso sobre cómo la App Store ha cambiado el mundo en estos 11 años desde que se creó la tienda de aplicaciones de la manzana mordida, los miles de puestos de trabajo que se han creado en torno a esta y los más de 120.000 millones de dólares que se han repartido a los desarrolladores en todo este tiempo. También mencionan que absolutamente todas las aplicaciones que acceden a la App Store lo hacen bajo las mismas normas, independientemente de quién se su desarrollador.

Queremos que las empresas de apps prosperen, incluidas las que compiten con algún aspecto de nuestro negocio, porque nos ayudan a ser mejores.

En la carta publicada por los de Cupertino, van desmontando uno a uno con datos, los motivos de la queja formal presentada por Spotify ante la Comisión Europea. En primer lugar se habla de las más de 200 actualizaciones que han aprobado de la aplicación de los suecos, excepto aquellas que infringían las normas de la App Store. También mencionan el apoyo ofrecido a Spotify para su integración en Siri y AirPlay 2, ante lo cual la respuesta de Spotify fue que estaban trabajando en ello. Para acabar, mencionan la aplicación para Apple Watch, que ellos recibieron por primera vez en septiembre de 2018 y que fue aprobada en el mismo tiempo que el resto de aplicaciones, siendo actualmente la más descargada en la categoría de música.

En cuanto al porcentaje del 30% que Apple cobra a los desarrolladores, los de Cupertino hablan de un 84% de las aplicaciones por las que ellos no perciben nada al ser gratuitas. Además menciona todos los casos en los que ellos no reciben nada: si la aplicación obtiene ingresos por publicidad dentro de la app, transacciones que se llevan a cabo fuera de la app o cuando las aplicaciones venden bienes físicos. El único caso en el que Apple cobra esa comisión del 30% es en el caso de los bienes y servicios digitales, como es el caso de Spotify, que se reduce a un 15% tras el primer año de suscripción. Por último, también ataca a la línea de flotación del modelo de negocio de Spotify, haciendo hincapié en que la mayoría de sus usuarios hacen uso de la versión gratuita con anuncios, la mayoría de los usuarios de pago lo hacen a través de acuerdos con operadoras de telefonía, mientras que el número de usuarios que han accedido a la versión Premium de Spotify a través de la App Store es un número muy pequeño.

Con esta carta, Apple desmonta todos y cada uno de los motivos por los que Spotify ha presentado una queja formal frente a la Comisión Europea por posición anti-competitiva de Apple. Aunque no deja de ser curioso el momento en el que Spotify ha presentado dicha queja, unas semanas después de que la Copyright Royalty Board de Estados Unidos exija a Spotify aumentar los pagos por derechos de autor, concretamente del 10,5% actual al 15,1%. De todos los servicios en streaming que existen en la actualidad, el único que no ha presentado una apelación ha este aumento del 44% ha sido Apple Music. El resto, incluido Spotify, han presentado apelaciones ha dicho incremento, que va en contra de su margen de beneficio y pone en peligro su modelo de negocio.

Cinco grandes editoras y Apple, investigadas por la Comisión Europea por posible monopolio

Esto es lo que he leído en un comunicado de la Comisión Europea, las cinco editoras son Harper Collins, Hachette Livre,  el grupo editorial Georg von Holtzbrinck, Simon & Schuster y Penguin, además de la compañía de Cupertino.

Esto sería debido a que desde la salida del iPad en 2010 podrían haberse fijado los precios de los libros electrónicos. Este tema va a ser tratado con la máxima celeridad, ya que en la Unión Europea las practicas anticompetitivas son consideradas una violación de las leyes comunitarias. Veamos en que queda todo esto, recordamos que este hecho no implica culpabilidad de ninguna de las empresas mencionadas. En cuanto salga la resolución os informaré detalladamente.

Vía: Comisión Europea